la casa del azúcar
Novela Histórica

LA CASA DEL AZÚCAR (ÁNGELES GIL)

¡Hola a todos!

¡Menuda historia la de este libro! Una mansión como testigo mudo y un amor prohibido que va a cambiar el rumbo de la vida de nuestra protagonista.

SINOPSIS

UNA JOVEN SIRVIENTA EN UNA PROPIEDAD VINÍCOLA.
A principios del siglo XX, entre los verdes campos de los viñedos aragoneses, se alza la noble casa de la familia Prado de Sanchís. Cuando Manuela empieza a trabajar como sirvienta, sabe que esta es su única oportunidad para escapar del destino miserable que le ha sido impuesto por su origen humilde.

UN ROMANCE PROHIBIDO RODEADO DE INTRIGAS FAMILIARES.
Entre los celos y los conflictos familiares -y esquivando la mirada vigilante de la señora de la casa-, Manuela se entrega a un amor prohibido que dará un vuelco a su vida y la obligará a luchar más que nunca para labrar su propio futuro.

UN SECRETO DEL PASADO QUE PODRÁ CAMBIARLO TODO.
Años después, cuando Manuela parece haber superado sus difíciles recuerdos de juventud, un gran secreto saldrá a la luz. Será entonces cuando deba desenterrar un pasado lleno de esfuerzo, amor y pasión.


<<(…)No cambiaría mi vida por nada del mundo. No debemos arrepentirnos de nada de lo que la conforma porque gracias a eso tenemos el presente que tenemos.>>


Reconozco que siento debilidad por este tipo de historias, no me canso de leerlas y las disfruto al máximo, tanto que apenas me duran en las manos. Y esta ha sido una de ellas, no puedo explicar todo lo que ha provocado en mí y la sensación tan buena que me ha dejado al terminarla, de hecho vais a ver que no voy a parar de recomendarla porque no es para menos, ha sido todo un descubrimiento y sin duda uno de los mejores libros que he leído este año.

Si bien la trama comienza en 1936 y abarca los inicios de la Guerra Civil Española, retrocede años atrás y en ella vamos a encontrar otros acontecimientos históricos como la Guerra del Rif, un enfrentamiento sobre el que no había leído y que me ha gustado descubrir, mucho más haciéndolo a través de unos personajes que no dejan indiferente a nadie. Una de las cosas por las que disfruto tanto de estos libros es por el contexto histórico en el que están ambientados ya que me enseñan mucho y no sólo a nivel cultural, sino personal, pero si encima están basados en hechos reales me conquistan por completo. En este caso nos encontramos con una historia inspirada en la de la bisabuela de la autora, una auténtica joya.

Como os comentaba tenemos como punto de partida el año 36, cuando la llegada de un cargamento de azúcar pone en jaque a Manuela, la gran protagonista de este libro que tras no saber donde guardar esta mercancía y gracias a Juana, una amiga del pasado a la que continúa muy unida, descubre algo que ocurrió hace muchos años y que sin imaginarlo, va a dar un vuelco a su vida.

Casi treinta años atrás Manuela, una joven de quince años y de origen humilde, entra a trabajar como criada en la Casa Grande, propiedad de la poderosa familia Prado de Sanchís, una mansión de la que ha oído hablar mucho ya que su padre siempre le ha inculcado que el mejor lugar para ganarse la vida sin duda es ese y hasta ahora ellos también han formado parte del grupo de trabajadores, más en lo relacionado al vino que se fabrica allí. Ahora que su hija va a formar parte del servicio de la casa, ellos no pueden estar más orgullosos y celebran la noticia con ilusión ya que eso supone un sueldo completo, pero esta no lo tiene tan claro y es que el hecho de tener que abandonar su casa y establecerse en un lugar desconocido le asusta mucho, aunque sabe que debe tragarse sus miedos y enfrentarse a su destino.

De esta manera comienza su nueva vida y a pesar de trabajar duro, cada día que pasa va haciéndose más a su nuevo hogar que no deja de fascinarla. Pero no es sólo la vivienda la que le provoca este sentimiento, sino también todo lo que vive en ella, como la música que cada día toca la benjamina de la casa o la relación que empieza a establecer con esta y algunas personas más que hacen que sus comienzos sean más fáciles. No todos, pues la señora de la casa, Amelia, vigila cada uno de sus pasos.

Así transcurren los días de esta joven que poco a poco va conociendo a todos los miembros de la familia, pero la llegada de uno de ellos en concreto hace que su interior explote por completo. Javier es uno de los hijos del matrimonio y desde el primer momento en que lo ve sabe que lo que siente por él no es cualquier cosa.

Javier es un joven caprichoso, posesivo y rebelde lo cual hace que su comportamiento deje mucho que desear, llegando a tal punto que sus padres ya no saben qué hacer para que asiente la cabeza y se convierta en una persona razonable y prudente, según ellos lo que corresponde a un miembro de una familia como la suya. Pero lejos de atender a razones y sucumbir a sus amenazas, este se rebela cada día más a ellos haciendo que todos sus esfuerzos sean en vano y su desesperación crezca por momentos.

Ambos, sin medir las consecuencias de sus actos, se entregan a lo que sienten en ese momento sin intuir que sus vidas van a cambiar para siempre.

Pasado y presente se entremezclan en una trama que más que ser una historia de amor, para mí es una historia de vida, la de nuestra protagonista que nos narra con todo lujo de detalles lo que le ocurre a lo largo de los años y ante la cual no puedes más que rendirte, pues ves cómo pasa de ser una niña a una mujer, cómo la inocencia da paso a la experiencia y cómo se convierte en una persona fuerte y valiente, que no duda en hacerse oír cuando considera que las cosas no son justas y que no le teme a nada ni a nadie. Un personaje que transmite desde la primera página y al que acabas cogiéndole un cariño inmenso, sorprendiéndote luchando con ella y sufriendo cuando lo ha hecho.

Y es que su vida no ha sido sencilla y vamos a vivirlo de primera mano gracias a su narración, pero cuenta con personas alrededor que quieren lo mejor para ella, una de ellas su abuela, una figura que me ha producido una ternura inmensa y que vuelve a demostrar la sabiduría que da la edad y el amor incondicional hacia un nieto. Los momentos entre ellas a pesar de haber sido breves, me han llenado el corazón.

Una historia de secretos guardados durante toda una vida, de perdón, de comprensión, de aprendizaje, de liberación y de paz con un final que te deja con la boca abierta. Si no lo habéis leído no puedo mas que recomendároslo, os aseguro que os va a atrapar por completo y no vais a querer despegaros de sus páginas por nada del mundo. Eso sí, abrigaos y coged algo calentito, el cierzo os va a acompañar durante toda la lectura dándole un toque muy personal.

Ángeles Gil es diplomada en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y trabaja desde hace años en un despacho de abogados, pero su gran pasión siempre han sido la lectura y la escritura. Tras cursar el ciclo de novela en la Escuela de Escritura del Ateneu Barcelonés durante cuatro años, escribió La casa del azúcar, una novela inspirada en la historia de su bisabuela. Actualmente ya está trabajando en un nuevo proyecto.

A continuación os dejo algunos detalles más de este libro:

Editorial: Ediciones B

Primera edición: 2020

ISBN: 97884667531

Páginas: 509

Precio: 20,90€

¿Lo habéis leído? Me encantaría conocer vuestra opinión 🙂

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado y si os apetece dejarme vuestras impresiones os espero en comentarios deseando leeros. Si queréis estar al tanto de los próximos libros que aparecerán en el blog y de las novedades de lectura os espero en Instagram @entrepaginasdelibros_

¡Que tengáis un feliz día y millones de GRACIAS por estar al otro lado! ♥

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.