portada snap
Novela negra

SNAP (BELINDA BAUER)

¡Hola a todos!

Tenía ganas de adentrarme en una lectura de esas que te atrapan y no puedes soltar, y sin duda esta ha sido todo un acierto.

SINOPSIS

No está sola… pero más le valdría estarlo

<<Jack se queda a cargo>>, dijo su madre antes de desaparecer carretera arriba en busca de ayuda. <<No tardo nada>>. Jack, de once años, y sus dos hermanas pequeñas se quedan dentro de un coche averiado y asfixiante, peleándose, lloriqueando y jugando a <<Veo veo>> mientras esperan a su madre. Pero, aunque salen a buscarla, esta no vuelve. Y después de ese día de verano largo y caluroso, ya nada será igual.
Tres años después, al otro lado de la ciudad, una mujer llamada Catherine While se despierta y encuentra una navaja junto a su cama con una nota que dice: <<Podría haberte matado>>. Aunque la policía está buscando a un misterioso ladrón al que llaman Ricitos de Oro por su costumbre de dormir en las camas de las casas en las que roba, Catherine no le ve sentido a avisarla o a preocupar a su marido.
Mientras tanto, a sus quince años, Jack sigue a cargo de sus hermanas. Su padre ha desaparecido, y él se ocupa de alimentarlas y de que nadie sepa que están solos en casa. Y, cuando accidentalmente descubre la misteriosa navaja, es posible que esté a punto de averiguar quién mató a su madre.
Pero la verdad puede ser peligrosa…


<<Apretó el paso con el ceño fruncido. Cuando estaba a diez metros del teléfono, se detuvo.
El auricular naranja colgaba del aparato, con el cable retorcido, rozando la hierba amarilla e inmóvil.
Jack tuvo un presentimiento aterrador.
Aquello no era bueno.
Nada bueno>>.


Cuando descubrí la sinopsis de este libro supe que tenía que leerlo ya que tenía todos los elementos para convertirse en un libro del que me iba a costar despegarme, y así ha sido. No me ha durado nada en las manos y ha sido una lectura que me ha tenido pegada a sus páginas deseando descubrir más y más.

La historia comienza el 20 de agosto de 1998 cuando el coche en el que viajan Jack, de 11 años, sus hermanas Joy y Merry, de 9 y 2 años respectivamente, y su madre Eileen Bright la cual está embarazada, sufre una avería. Ésta les pide que se queden dentro del automóvil mientras va a buscar ayuda pero pasa el tiempo y no vuelve, lo que hace que los niños debido a la impaciencia y al calor asfixiante que hace dentro del vehículo decidan salir a buscarla. A duras penas y bajo un sol que les deja sin aliento, los tres se dirigen en dirección al teléfono al que su madre ha acudido, pero al llegar descubren que su madre no se encuentra ahí y que el aparato está colgando, lo que hace que un terrible presentimiento se apodere de ellos, el cual se convierte en certeza cuando unos días después encuentran el cadáver de Eileen cerca en las inmediaciones del lugar.

Pero lo que han tenido que vivir esos pequeños hasta ese momento ha sido brutal. Desde el mismo día en que su madre desaparece, se pone en marcha una búsqueda y esto provoca que su casa sea un hervidero constante de policía y prensa. Jack y Joy se pasan el día hablando en voz baja, a su hermana pequeña se la ha llevado la vecina de al lado hasta que apareciese su madre porque no paraba de llorar y su padre está completamente destrozado, vive por y para revisar las noticias diarias de su esposa y especular acerca de su desaparición. Pero el mazazo llega cuando reciben la noticia más temida, el hallazgo del cadáver, y Arthur desesperado y roto de dolor se marcha un día a comprar leche y no vuelve, dejando a sus hijos completamente solos y abandonados.

A partir de ese momento, Jack que quiere evitar por todos los medios que las autoridades se enteren del abandono de su padre y puedan separarlos y darlos en acogida, decide tomar el mando y hacerse cargo de sus hermanas, aunque de una manera no del todo legal. Y así van transcurriendo los años y él tiene un único objetivo: hacer justicia y que quien mató a su madre pague por ello.

Tres años después, Catherine While se despierta al escuchar un ruido en su casa. Su marido Adam está fuera por trabajo y ella, en la recta final de su embarazo y aterrada por que alguien haya entrado en su casa, decide hacerle frente y levantarse, pero cuando se da cuenta de lo que ha pasado ya es demasiado tarde y han huido por la puerta trasera de su casa. Asustada y nerviosa por lo que acaba de ocurrir, vuelve a la cama y encuentra una navaja con una nota al lado que reza: “Podría haberte matado”. Desesperada por no saber qué hacer decide callar y dejarlo pasar, y de esa manera no asustar a su marido y no formar un revuelo de algo que ha quedado en un susto.

Y mientras todo esto ocurre, hay un ladrón suelto llamado “Ricitos de Oro” por su costumbre de dormir en las camas de las casas en las que roba, así como de comer en ellas, y que tiene a la policía en jaque. Marvel es un comisario que acaba de llegar de Londres y sus años en el cuerpo le piden algo más que dejarse la piel en un simple ladrón. Su carácter prepotente y dominante hace que no se ande con tonterías y vaya a por todas, aunque en muchas ocasiones tenga que saltarse la ley. Por otro lado, Reynolds es un oficial responsable y prudente que por todos los medios sigue lo establecido y se atiene estrictamente a las normas y eso va a hacer que salten chispas entre ambos, sobre todo cuando llevan a cabo el plan para atrapar a “Ricitos de Oro”.

Como veis en esta historia hay diferentes hilos y todos se van uniendo entre sí. Es muy fácil de leer y de seguir y aunque alguna cosa me ha parecido un poco cogida por los pelos, todo tiene su por qué y es increíble cómo va encajando. Lo más curioso de todo es que está basada en un caso real, concretamente en el caso de una mujer llamada Marie Wilks que desapareció en 1988 cuando salió a buscar ayuda dejando a sus hijos en el coche después de que éste se averiase en mitad de una autopista, y apareció asesinada.

Intriga, dolor y venganza se juntan en este libro en el que vemos a través de diferentes personajes cómo la verdad siempre sale a la luz, aunque ello suponga tener que dejarse la piel. Si te apetece una historia envolvente en la que perderte te la recomiendo mucho, estoy segura de que te va a hacer pasar un rato muy muy bueno.

Belinda Bauer antes de escribir su primer libro, trabajó de periodista y guionista. Su debut, Blacklands, fue galardonado con el Premio CWA Gold Dagger a la mejor novela policíaca del año, y en 2013 obtuvo este mismo premio por el conjunto de su obra. En 2014, su cuarta novela, Morir no es tan fácil, recibió el Theakston Old Peculiar Crime Novel of the Year al mejor thriller del año. En 2018 su octava novela, Snap, fue finalista del premio Man Booker. Sus libros se han traducido a 21 idiomas. También ha escrito el thriller High Rollers bajo el seudónimo de Jack Bowman.

A continuación os dejo algunos detalles más de este libro:

Editorial: Alianza de Novelas

Primera edición: Octubre 2019

ISBN: 9788491816539

Páginas: 393

Precio: 18€

¿Lo habéis leído? Me encantaría conocer vuestra opinión 🙂

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado y si os apetece dejarme vuestras impresiones os espero en comentarios deseando leeros. Si queréis estar al tanto de los próximos libros que aparecerán en el blog y de las novedades de lectura os espero en Instagram @entrepaginasdelibros_

¡Que tengáis un feliz día y millones de GRACIAS por estar al otro lado! ♥

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.